"La escasez de mujeres en el poder en la Unión Europea es un déficit democrático" - Mary Robinson

Publicado en La Mujer en la Alianza

EL PAÍS

Cuando Mary Robinson (Ballina, condado de Mayo, 1944) propuso hace 40 años adoptar las primeras medidas de planificación familiar en el Parlamento de la católica Irlanda se quedó completamente sola. Pero al dejar la presidencia de la República, que ocupó entre 1990 y 1997, destacaba a la cabeza de todos los dirigentes políticos de su país, con más del 90% de aprobación popular en los sondeos.

"Algunas de mis propuestas fueron muy controvertidas en su momento, pero en Irlanda han caído ya muchos muros", reconoce Robinson, vicepresidenta del Club de Madrid. "Estoy orgullosa de haber tenido la oportunidad de representar a una Irlanda que, tras la lucha histórica por la libertad y por mantener su identidad, ocupa hoy un papel significativo entre los países europeos".

La antigua mandataria resalta en que la diáspora irlandesa hacia el otro lado del Átlántico fue fruto de las hambrunas que azotaron la isla en el siglo XIX, y que el reciente éxito de la economía se produjo tras la incorporación de Irlanda a la UE. "Como ex presidenta, no debería entrometerme en los asuntos de mi país, pero está claro que la especulación inmobiliaria nos ha golpeado con dureza, y que algunos bancos, que formaban parte del mismo problema, han tenido que ser regulados", admite desde la distancia de su actual responsabilidad como directora de una ONG internacional en Nueva York. "Veo que hay un gran malestar en Irlanda, pero no debemos olvidar que fuimos un país pobre que tuvo que luchar duro para progresar. Precisamente, eso mismo es lo que tenemos que volver a hacer ahora. Pero incluso en los malos tiempos hay que seguir cumpliendo nuestro compromiso de ayudar a los países en desarrollo".

El presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, ha echado en cara a los líderes de la UE la escasa presencia de mujeres en las instituciones —ocho comisarias europeas frente a 19 comisarios— y les ha urgido a nombrar a una mujer para la futura presidencia de la Unión. "Estoy completamente de acuerdo con Buzek", responde sin vacilar Robinson. "Es decepcionante ver como se desarrolla el proyecto europeo, sin paridad. Me temo que seguirá habiendo pocas mujeres en la Comisión. Europa necesita tener más mujeres en el poder para superar un déficit democrático".

Te puede interesar...