El presidente del Gobierno se une a la red de líderes masculinos de la ONU para lucha violencia contra mujeres

Publicado en La Mujer en la Alianza

SPAINUN

Mensaje del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, leído por el Representante Permanente de España ante Naciones Unidas, Embajador Juan Antonio Yáñez-Barnuevo

Desde que, el 10 de diciembre de 1948, una amplia mayoría de naciones se pusiera de acuerdo para reconocer y proteger como universales a los derechos humanos, cualquier violación de estos trasciende el daño inaceptable que pueda producir a personas concretas. Se convierte en un desafío a todos nosotros, en una amenaza a la convivencia.

La violencia ejercida contra cualquier mujer, en cualquier lugar del mundo, representa, en sí misma, un ataque directo a nuestra dignidad inalienable como seres humanos.

Detrás de cada una de esas agresiones, subyace una concepción inadmisible de las relaciones entre los hombres y las mujeres: entre los hombres y las mujeres como personas, entre los hombres y las mujeres como ciudadanos: .Una cultura de la dominación, de la desigualdad enquistada, del privilegio desnudo, que ha pervivido entre nosotros bajo la protección del silencio cómplice, de la pasividad o simplemente de la falta de sensibilidad de los gobiernos.

Hoy, ese silencio, esa pasividad, esa insensibilidad, son injustificables, son inaceptables

Así lo cree la inmensa mayoría de la sociedad española, que a través de su Gobierno y de su Parlamento, y de la acción, encomiable, de las asociaciones en defensa de la dignidad de las mujeres, ha promovido, en estos últimos años, una ley integral para combatir la violencia contra las mujeres, una ley para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y múltiples medidas para facilitar la plena integración de éstas en todos los espacios de la vida laboral, social y política.

Contamos con unos buenos instrumentos legales, pero no basta. Hay que ser muy tenaces y exigentes en su aplicación, y, en particular, hay que dar una batalla contra la violencia de género todos los días del año.

Una batalla que trasciende fronteras, porque si la violencia contra las mujeres es un fenómeno global, requiere soluciones globales, compartidas, que pongan en valor, y extiendan, las experiencias e iniciativas locales más eficaces..

Por este motivo, mi Gobierno ha decidido que la lucha por la igualdad y contra la violencia machista sea uno de los ejes de la Presidencia española de la Unión Europea que se desarrollará  a lo largo del primer semestre de 2010.

Te puede interesar...