En la residencia del embajador de Túnez

Publicado en La Mujer en la Alianza

MDE recogió propuestas de acción destinadas a la red ‘Mujeres para un Mundo Mejor’

Madrid, 11 de junio de 2010.- Mujeres para el Diálogo y la Educación (MDE) organizó el pasado 10 de junio un encuentro para activar la acción de la red ‘Mujeres para un Mundo Mejor’ en Madrid. Esta primera cita tuvo lugar en la residencia del embajador de Túnez, Mohamed Ridha Kechrid, donde, además, se expusieron los logros alcanzados por la mujer tunecina.

La presidenta de MDE, Giovanna G. de Calderón, manifestó que el V Encuentro de esta red España-África celebrado en marzo en Valencia, ante un auditorio de quinientas mujeres “no podía quedarse ahí y había que difundirlo”. De Calderón recordó el mensaje de Asha Migiro, vicesecretaria general de la ONU: “No debemos esperar a que se nos empodere, debemos empoderarnos nosotras mismas”, procedió a la lectura de la declaración que se firmó en la capital del Turia, donde se expresa, entre otras cosas, el apoyo a las mujeres como líderes políticos y empresariales y a la consolidación de la educación mediante un programa de formación, organizado por la UNED, para incrementar el número de maestras en diversos países africanos.

La encargada de dar más detalles sobre dicha red fue Mª Ángeles Álvarez, miembro del Comité de la misma y portavoz adjunta del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Madrid. En su intervención manifestó que la finalidad de esta iniciativa es “conseguir una sociedad más justa, más equilibrada y más humana”. Ante esta tarea, “estamos muy orgullosas de acompañar a las mujeres africanas”; y aclaró que “acompañar no es dirigir, podemos tener más recursos pero no más fuerza ni más ideas”.

Por su parte, el embajador de Túnez, Mohamed Ridha Kechrid, y Amina Mkada, de la Asociación de Madres Tunecinas en Madrid, hablaron de la situación de la mujer en este país magrebí, donde se han alcanzado grandes avances en materia de derechos. La mujer ha conseguido salir al espacio público gracias a las reformas adoptadas por el Gobierno, de forma que tiene un alto nivel de escolarización, puede acceder a un puesto de trabajo y ejercer derechos civiles  recogidos en el Estatuto de la Familia, como mantener el domicilio conyugal cuando se divorcia o enviuda, el pago de una pensión alimenticia por parte del marido cuando hay hijos, etc.

Amina Mkada afirmó, sin embargo, que “todavía hay muchos problemas” y señaló el tema de la herencia y las diferencias entre la mujer rural y la urbana como retos que aún no se han alcanzado. Además, mencionó una vuelta al conservadurismo en la sociedad tunecina como influencia regional y una “evidente instrumentalización del islam por fuerzas extranjeras”.

Por otro lado, el embajador Ridha Kechrid, resaltó la intensa colaboración existente entre España y Túnez que se materializa en proyectos como el Máster en prevención de violencia de género que tiene lugar en Sevilla y destacó la importancia de Túnez, como ejemplo de la buena cooperación al desarrollo triangular posible entre dos países africanos con el apoyo de España, que ya está en marcha tanto en Mauritania como en Malí.

Prácticamente los más de treinta asistentes, representantes de instituciones, y asociaciones españolas y africanas, intervinieron en la ronda de propuestas de las que destacan las siguientes: insistir en la educación y la coeducación ( formar monitores, formación de niñas, educación en valores, hacer partícipes a los padres, etc.) A este respecto, Begoña Palacio de Burgos, representante del Instituto de la Mujer ofreció cursos para algunos de los temas que ya estaban elaborados. Otra preocupación fue la de tratar de solucionar la segunda jornada laboral que muchas mujeres deben llevar a cabo en sus casas, para ello, habría que crear residencias donde los padres reciban cuidados, ya que normalmente los ancianos viven con sus hijos. Se propuso fomentar la participación de la mujer en la gestión local: si se hacen las leyes, se pueden defender. Consuelo Vázquez, Dtora. de Programas de la UNESCO propuso que las asociaciones africanas colaborasen en cinco  de los proyectos que en este momento está preparando (para más info, contactarMDE). El Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid ofreció su sede para futuras reuniones.   Se sugirieron varios encuentros, de mujeres emprendedoras, deportistas… Mª Angeles Alvarez le hizo una proposición directa a nuestro anfitrión: “Ha pasado mucho tiempo desde Pekín 1995, dijo, creo que es tiempo de llevar a cabo Conferencia de Naciones Unidas sobre la Mujer, y qué mejor lugar que un país árabe, y de todos el más adecuado sería Túnez ¿no cree?”.  El Embajador Ridha Kechrid suspiró y le contestó un “ya veremos”  con su reconocida amabilidad.

En nombre de  MUJERES PARA EL DIÁLOGO Y LA EDUCACIÓN, Giovanna G. de Calderón entregó un Diploma conmemorativo del acto así como un pequeño obsequio, agradeciendo públicamente al Embajador de Túnez y a todo su equipo, el apoyo y colaboración recibido de la Cancillería para la realización de este encuentro.   

http://www.mde.org.es/

 

Te puede interesar...