ONUSIDA gira su mirada hacia las mujeres

Publicado en La Mujer en la Alianza

El organismo de la ONU que lucha contra el VIH presenta su nuevo plan de acción

Las mujeres y las niñas centran las actividades y objetivos para frenar la infección

El VIH es la principal causa de mortalidad y de enfermedad en este colectivo en edad fértil

EL MUNDO

Serán el centro del programa para los próximos cinco años. ONUSIDA se centra en las mujeres y las niñas para hacer frente a las desigualdades de género y a la violación de los derechos humanos que sufre este grupo social. El organismo de Naciones Unidas, en colaboración con la célebre artista y activista para las mujeres y el VIH, Annie Lennox, ha presentado su plan de acción para 2010-2014 con el que pretende reducir el riesgo de infección por el VIH en este colectivo.

"La violencia contra las mujeres es algo inaceptable y no se debe tolerar", ha afirmado Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "Al privarles de su dignidad, estamos perdiendo la oportunidad de aprovechar la mitad del potencial que alberga la sociedad para lograr la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las mujeres y las niñas no son víctimas, sino que constituyen la principal fuerza motora capaz de emprender una transformación social".

Este plan de acción de cinco años de duración ha sido presentado en una de las mesas redondas de alto nivel celebradas a lo largo de la 54ª sesión de la Comisión del estatus de la mujer, que tiene lugar estos días en Nueva York.

En el mencionado programa se pretende reforzar las acciones nacionales que se están llevando a cabo para situar a las mujeres y a las niñas en el centro de la respuesta al sida y garantizar, de este modo, la protección de sus derechos. De esta manera, ONUSIDA y sus asociados apoyarán la distribución nacional de este Programa de acción en países pioneros en este tipo de iniciativas, entre los que también se encuentra Liberia.

Mayor riesgo de infección

Annie Lennox, por su parte, ha hecho hincapié en su firme compromiso para con la causa de las mujeres y las niñas afectadas por el VIH. "Creo que necesitamos un mayor movimiento para el cambio", ha afirmado. "En mi opinión, lo más importante es que, en realidad, todos somos iguales. Estemos donde estemos, todos los seres humanos debemos disfrutar de derechos básicos, tales como el derecho a ser felices y a gozar de una buena salud. Considero que este Programa de acción representa una magnífica oportunidad para poner en primer plano la realidad en la que vive un gran número de mujeres y niñas, así como para subrayar la importancia de las injusticias a las que muchas de ellas se tienen que enfrentar y que, además, las exponen a un mayor riesgo de infección por el VIH".

Te puede interesar...