Granada se coloca en primera línea de la lucha por los derechos de la mujer

Publicado en La Mujer en la Alianza

GRANADA HOY

Voces del Mediterráneo presenta una declaración de principios fundamentales

El nombre de Granada estará ya para siempre ligado a la lucha por la igualdad de género porque aquí se gestó el pasado mes de julio el primer borrador de la declaración de derechos de la mujer y aquí también se presentó ayer el texto definitivo, que se conoce como Declaración de Granada.

Esta declaración plantea a los países que suscriben la Alianza de Civilizaciones -alrededor de 120 entre países y organizaciones internacionales- la necesidad de tomar medidas urgentes sobre los derechos humanos para la eliminación de toda forma de discriminación contra las mujeres e instarles a aplicar políticas de igualdad.

Mary Cruz Díaz Álvarez, vicerrectora de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, explicó que este texto es el resultado de la trayectoria de Voces Mediterráneas, que tuvo su primer encuentro en Roma en 2007, el segundo en Madrid en 2008 y el tercero en Granada este pasado mes de julio.

El resultado ha sido una declaración suscrita por un centenar de mujeres de distintos puntos geográficos y culturales de la cuenca mediterránea que en representación de diferentes redes e instituciones, o individualmente, forman "una voz colectiva y unísona" -en palabras de la codirectora del proyecto Voces Mediterráneas, Teresa Langle- quien añade que este grupo no renuncia a la "esperanza de conquistar la libertad de conciencia".

La otra codirectora de Voces Mediterráneas, Rosa Pereda, señaló que el texto es un instrumento a favor del cambio en los modelos socioeconómico y político "desde la solidaridad e integración" y un acicate para la creación de una zona segura, próspera y libre, donde se respeten los derechos humanos.

En el texto, que cuenta con el apoyo del Plan Nacional para la Alianza de Civilizaciones y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, las firmantes instan al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a que haga llegar esta declaración al alto comisionado de Naciones Unidas para la Alianza.

El propio coordinador del Plan Nacional para la Alianza de Civilizaciones, José María Luxan, señaló que este texto incorpora a la primera línea de la Alianza el tema de la mujer. "Este texto sirve para tender puentes para el diálogo de civilizaciones sin olvidar los derechos de la mujer", afirmó Langle. Luxan añadió que la declaración será objeto de estudio en el tercer foro de la Alianza, que se celebrará en mayo en Río de Janeiro.

Según anunció Rosa Pereda, la próxima reunión de Voces Mediterráneas se celebrará del 19 al 21 de mayo y analizará la relación de las mujeres y el poder.

La Alianza de Civilizaciones, también en femenino

Publicado en La Mujer en la Alianza

La Declaración de Granada exige a los países firmantes que cese la violación de derechos de las mujeres en nombre de la religión o de las tradiciones

EL IDEAL

El burka, la mutilación genital, los malos tratos, el tráfico de personas y la esclavitud sexual, la obligación de profesar el Islam, las legislaciones discriminatorias, los obstáculos para acceder a la educación, el desprecio al trabajo dedicado al hogar y la familia... Las violaciones de los derechos humanos contra las mujeres están a la orden del día en los países árabes e islámicos, pero tampoco escasean en las sociedades democráticas europeas. Un grupo de profesionales del mundo de la política, la cultura, el feminismo o la ciencia que se reúnen desde hace tres años en el foro Voces Mediterráneas presentó ayer la llamada Declaración de Granada, un documento en el que exigen a los países firmantes de la Alianza de Civilizaciones que cese la discriminación femenina en nombre de la religión o de las tradiciones.

El debate fue «intenso», pero estuvo presidido por un «espíritu constructivo», por lo que el documento evita acusar a ningún país en concreto de vulnerar los derechos humanos, señaló la codirectora de Voces Mediterráneas, Teresa Langle de Paz. «Donde una mujer está sometida psicológicamente a un hombre y no puede decidir quién es y quién quiere ser, ahí hay una violación de derechos humanos -señaló Langle-. Esas violaciones no son sólo las grandes tragedias: también ocurren en la vida cotidiana, en nuestro entorno».

La Declaración de Granada es fruto del encuentro de las mujeres de Voces Mediterráneas que se desarrolló en la Fundación Euroárabe el pasado julio. Previamente ese foro se había reunido en Roma y Madrid.

El documento ha sido enviado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con la petición de que lo haga llegar al alto comisionado de Naciones Unidas para la Alianza, Jorge Sampaio, y a los gobiernos «amigos».

Las autoras exigen a los firmantes del pacto «acciones concretas, inmediatas y urgentes para combatir y acabar con las violaciones de derechos humanos que han asolado y asolan a millones de mujeres de todas las orillas de la cuenca mediterránea y las mantienen en un estado de emergencia permanente».

«Nos negamos a ser consideradas una minoría. Somos la mayoría absoluta, más del 52% de la población», recuerda el texto, que reclama «la paridad en todas las esferas de la vida pública y política», «cambios estructurales en los sistemas sociales y políticos» y el reconocimiento del trabajo que las mujeres dedican a la familia.


Conservadurismo religioso

«Nos alarma el resurgir de los sectores más conservadores de las instituciones religiosas y su influencia creciente en las políticas de los gobiernos y en la vida cotidiana -agrega el documento-. Las mujeres no queremos ataduras en nombre de la religión, ni de la cultura, ni de las tradiciones, que nos hagan renunciar a nuestros derechos como personas».

En esta iniciativa participan, además de la Fundación Euroárabe, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Plan Nacional para la Alianza de Civilizaciones, entre otras instituciones. El coordinador del plan, José María Luxan, anunció ayer que este texto será objeto de estudio en el tercer foro de la Alianza, que reunirá en mayo en Río de Janeiro (Brasil) a representantes de 115 países y organizaciones internacionales.

La igualdad de género como instrumento de progreso social

Publicado en La Mujer en la Alianza

laigualdaddegenero.pngCÁDIZ.- La igualdad de género no constituye sólo un instrumento de justicia, sino también "una gran palanca de progreso social", declaró la ministra de Igualdad española, Bibiana Aído, en la apertura del Foro Europeo de Mujeres Beijing +15 este jueves en Cádiz. La ceremonia de inauguración contó con la presencia de la directora de Igualdad y Antidiscriminación de la Comisión Europea, Belinda Pyke; la presidenta de la comisión de Igualdad y Derechos de la Mujer del Parlamento Europeo, Eva Britt Svensson, y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez. Cerró la lista de oradores el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

Participan ministras y representantes políticos del más alto nivel de los gobiernos de la UE, del Parlamento Europeo, el Fondo de Desarrollo de la ONU para la Mujer (Unifem)  y organizaciones de mujeres españolas y europeas, con el fin de evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos estratégicos y las medidas establecidas en la IV Conferencia Mundial de la Mujer, celebrada hace 15 años en Pekín.

La ministra Aído recordó que "en la mayor parte de los Estados se mantiene casi inalterada la segregación profesional y sectorial". Pese a que la diferencia media entre la tasa de empleo de mujeres y de hombres descendió del 17% en 2000 al 14% en 2007, cuando  mujeres y hombres tienen menores a su cargo, la tasa de empleo de las mujeres cae 12,4 puntos, frente a 7,3 puntos en el caso de los hombres, afirmó.

Según la ministra, la corresponsabilidad de hombres y mujeres en la esfera familiar sigue siendo un reto pendiente. Así, en 2007, el porcentaje de trabajadoras a tiempo parcial en la UE fue del 31,2%, cuatro veces más que el de los hombres. También persisten las diferencias de retribución entre sexos, con una media del 17,4% de desfase en toda la UE. Eva Britt subrayó la necesidad de involucrar "a las mujeres y a toda la sociedad" para erradicar la desigualdad y especialmente la violencia que "todas las mujeres de todos los niveles experimentamos". Por su parte, Belinda Pyke abogó por que el foro elabore un documento "fuerte" para llevar a la V Conferencia de Mujeres de la ONU.


Durante el encuentro de dos días se presentará el informe de la Presidencia de turno sueca sobre el cumplimiento por parte de los estados miembros del Plan de Acción de la conferencia de Pekín. Es el tercer informe  realizado en la UE desde 2000 para evaluar los doce ámbitos principales de la Plataforma de Acción de Pekín.

Las sesiones se estructuran en cinco áreas temáticas, de las que tres se analizarán en grupos de debate (salud y violencia, economía y educación y medios) y dos se llevarán a mesa de alto nivel (retos de futuro en la UE y toma de decisiones). El foro se celebra un día después de que 27 ministras y secretarias de Estado de la UE adoptaran la "Declaración de Cádiz" en la II Cumbre Europea de Mujeres en el Poder, que pretende dar un impulso decidido a la igualdad de género en la UE. Asimismo, el Foro es previo a la sesión extraordinaria de la CSW Beijing+15, que tendrá lugar en la primera quincena de marzo en la sede de la ONU en Nueva York.

Gobierno de España

La igualdad entre hombres y mujeres, una asignatura pendiente en todo el mundo

Publicado en La Mujer en la Alianza

EL MUNDO

Cien años después de la celebración del primer Día de la Mujer se han conseguido notables logros en la lucha por la igualdad de género. Sin embargo, son muchas las desigualdades ancestrales que separan los derechos de hombres y mujeres en todo el mundo. Sólo un dato a resaltar, ellas constituyen el 70% de la población que se sitúa bajo el umbral de la pobreza.

Además, la crisis económica mundial está teniendo efectos severos sobre las niñas y las mujeres jóvenes. Se repiten los patrones de anteriores crisis como la asiática de 1997 y la crisis financiera argentina de 2001, las jóvenes son las primeras en perder su trabajo y las niñas abandonan las escuelas para ayudar en sus hogares, cuando no son vendidas por sus propias familias para ejercer la prostitución.

Desigualdades que perduran

En el año 2010 continúan existiendo los matrimonios concertados, forzados y a edades tempranas. La mutilación genital femenina sigue siendo una práctica habitual en multitud de países. Las mujeres y niñas son utilizadas como armas de guerra o esclavas sexuales en los conflictos. La violencia doméstica, lejos de disminuir, aumenta. Y la pobreza sigue teniendo el mismo rostro: el de una mujer.

Y esta no es una situación única de países en desarrollo, existen multitud de casos dentro de la Unión Europea. Según datos de Amnistía Internacional, en Suecia, sólo el 12% de las violaciones denunciadas a la policía desemboca en juicio. En Francia, una mujer muere cada tres días a manos de su pareja. Y en España, las víctimas de violencia de género en situación irregular se enfrentan a la amenaza de expulsión si se deciden a denunciar.

Queda claro que mujeres y hombres no disfrutan de los mismos derechos en ningún lugar del mundo. Ayuda en Acción indica que a nivel global las mujeres aportan el 70% de las horas trabajadas recibiendo sólo el 10% de la renta. Las campesinas en los países del sur producen del 60% al 80% de los alimentos pero sólo poseen el 1% de la tierra. Las mujeres y las niñas representan dos tercios de las personas analfabetas y cada minuto muere una mujer por complicaciones en el embarazo. Sólo en Burundi Médicos sin Fronteras estima que de 100.000 mujeres, 1.100 mueren en el parto.


¿Qué hacer para conseguir la igualdad?

Un paso positivo en la lucha por la igualdad de género ha sido la creación del Observatorio Europeo de Violencia de Género, que se ocupa de casos de violencia a manos de la pareja o ex pareja. Sin embargo, este mecanismo no es suficiente. Es necesaria la creación de un organismo que aborde todas las formas de violencia que sufren las mujeres y niñas por el hecho de serlo, la trata, la violencia sexual, la mutilación genital femenina o los matrimonios forzados, entre otras.

La solución radica en predicar políticas teniendo en mente a las niñas y mujeres jóvenes. Algunas de ellas consisten en priorizar la educación de las niñas y mantener la inversión en oportunidades de trabajo para ellas. Así como mantener la financiación de asistencia a las mujeres jóvenes, asegurar que no haya recortes en los servicios sociales o invertir en liderazgo de las mujeres apoyando organizaciones que las tengan como base.

La ONU insta a impulsar el papel de las mujeres en la crisis humanitaria para hacer más efectiva la ayuda

Publicado en La Mujer en la Alianza

laonuinsta.pngMADRID.- El Comité sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas (CEDAW, en sus siglas en inglés) instó este lunes a las mujeres haitianas a desarrollar un papel más importante en la crisis humanitaria desatada tras el terremoto para mejorar las labores de ayuda y ejecutar con mayor eficacia los planes de emergencia."Las necesidades y capacidades de las mujeres deben tenerse en cuenta en todos los sectores y agrupaciones de la respuesta de emergencia, ya que el papel de la mujer es fundamental para recuperación temprana, la aplicación efectiva y la sostenibilidad a largo plazo", dijo la directora de la CEDAW, Naela Mohamed Gabr.

El comité señaló que las responsabilidades de las mujeres se multiplican en este tipo de desastres naturales debido al papel que desempeñan en el cuidado de niños, ancianos, discapacitados y heridos, así como en la gestión de la economía doméstica y en la distribución de alimentos en el seno de la familia. No obstante, la funcionaria de Naciones Unidas indicó que pese a su importancia en la gestión de este tipo de crisis, su margen de actuación se ve mermado por su vulnerabilidad y sus propias necesidades que, en muchas ocasiones, son las últimas en satisfacerse.

"Si bien la fortaleza y la resistencia de las mujeres están en alta demanda después de emergencias tales, éstas no pueden cumplir adecuadamente dichas funciones si sus necesidades básicas no están cubiertas. Si las mujeres son para cuidar a los demás, su propia seguridad, dignidad, salud y problemas nutricionales deben ser satisfechas", añadió Gabr. Entre las necesidades más urgentes de este colectivo se encuentra la seguridad, ya que es uno de los grupos de población más expuestos a todo tipo de violencia y abusos como consecuencia de la anarquía imperante en estos momentos y de la falta de una vivienda que les sirva de refugio ante dichas agresiones.

"La protección de los Derechos Humanos de las mujeres es tan importante como prestar atención médica de urgencia, alimentos y vivienda", apuntó la diplomática, al tiempo que propuso a los equipos destacados en Haití la creación de unidades especiales orientados a la protección de mujeres y niños. El propio organismo dispuso nada más producirse el seísmo un monto total de 2 millones de dólares (1,43 millones de euros) procedentes del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) con el fin de proporcionar servicios de urgencia para la protección de las mujeres y sus familias.

Europa Press
 

Te puede interesar...