ONUSIDA gira su mirada hacia las mujeres

Publicado en La Mujer en la Alianza

El organismo de la ONU que lucha contra el VIH presenta su nuevo plan de acción

Las mujeres y las niñas centran las actividades y objetivos para frenar la infección

El VIH es la principal causa de mortalidad y de enfermedad en este colectivo en edad fértil

EL MUNDO

Serán el centro del programa para los próximos cinco años. ONUSIDA se centra en las mujeres y las niñas para hacer frente a las desigualdades de género y a la violación de los derechos humanos que sufre este grupo social. El organismo de Naciones Unidas, en colaboración con la célebre artista y activista para las mujeres y el VIH, Annie Lennox, ha presentado su plan de acción para 2010-2014 con el que pretende reducir el riesgo de infección por el VIH en este colectivo.

"La violencia contra las mujeres es algo inaceptable y no se debe tolerar", ha afirmado Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "Al privarles de su dignidad, estamos perdiendo la oportunidad de aprovechar la mitad del potencial que alberga la sociedad para lograr la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Las mujeres y las niñas no son víctimas, sino que constituyen la principal fuerza motora capaz de emprender una transformación social".

Este plan de acción de cinco años de duración ha sido presentado en una de las mesas redondas de alto nivel celebradas a lo largo de la 54ª sesión de la Comisión del estatus de la mujer, que tiene lugar estos días en Nueva York.

En el mencionado programa se pretende reforzar las acciones nacionales que se están llevando a cabo para situar a las mujeres y a las niñas en el centro de la respuesta al sida y garantizar, de este modo, la protección de sus derechos. De esta manera, ONUSIDA y sus asociados apoyarán la distribución nacional de este Programa de acción en países pioneros en este tipo de iniciativas, entre los que también se encuentra Liberia.

Mayor riesgo de infección

Annie Lennox, por su parte, ha hecho hincapié en su firme compromiso para con la causa de las mujeres y las niñas afectadas por el VIH. "Creo que necesitamos un mayor movimiento para el cambio", ha afirmado. "En mi opinión, lo más importante es que, en realidad, todos somos iguales. Estemos donde estemos, todos los seres humanos debemos disfrutar de derechos básicos, tales como el derecho a ser felices y a gozar de una buena salud. Considero que este Programa de acción representa una magnífica oportunidad para poner en primer plano la realidad en la que vive un gran número de mujeres y niñas, así como para subrayar la importancia de las injusticias a las que muchas de ellas se tienen que enfrentar y que, además, las exponen a un mayor riesgo de infección por el VIH".


Hasta diciembre de 2008, 33,4 millones de personas en el mundo vivían con el VIH, de las cuales 15,7 millones (casi la mitad) eran mujeres. La infección por el virus del sida es la principal causa de mortalidad y de enfermedad entre las mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) de todo el mundo. En África meridional, el índice medio de prevalencia del VIH entre las jóvenes con una edad comprendida entre los 15 y los 25 años es tres veces mayor que el registrado entre los hombres de la misma edad.

A lo largo de los 10 últimos años, la proporción de mujeres infectadas por el VIH ha aumentado en muchas regiones de todo el mundo. En África subsahariana, por ejemplo, el 60% de las personas que viven con el VIH son mujeres. Y es que, a pesar de que la epidemia del sida comenzó hace ya 30 años, los servicios relacionados con la enfermedad no se centran suficientemente en las realidades específicas que viven las mujeres y las niñas ni cubren sus principales necesidades.

Poca información

"La información sobre salud sexual y reproductiva que se facilita a las mujeres y a las niñas que viven con el VIH sigue siendo muy limitada", ha constatado Suksma Ratri, miembro de la Red de mujeres positivas de Indonesia, que también ha participado en la presentación.

"Ser sexualmente activo y VIH-positivo al mismo tiempo es muy difícil. Las mujeres y las niñas que viven con el virus del sida tienen, a menudo, muy pocas opciones en lo que refiere a su sexualidad. Por ello, necesitan un sistema de apoyo adecuado y respetuoso que les permita tomar decisiones sobre su sexualidad libremente, sin tener que sufrir el estigma y la discriminación asociados al virus. Considero que este Programa de acción constituirá una fantástica plataforma para que los países refuercen los servicios existentes para las mujeres y las niñas".

En el Programa de acción se indican acciones clave muy claras sobre cómo las Naciones Unidas pueden trabajar conjuntamente con los gobiernos, la sociedad civil y los asociados para el desarrollo, con el fin de conseguir objetivos que van desde una mejor información dirigida a estas mujeres, un mayor apoyo a los líderes para que construyan entornos más seguros para ellas, o destinar un mayor número de recursos y acciones para conocer mejor las necesidades de esta población.

Women8 pide un plan a España en la lucha contra la pobreza

Publicado en La Mujer en la Alianza

EL MUNDO

Cinco de las ocho representantes de las Women8 (W8) visitan Madrid y Valencia esta semana, dentro de la gira que están realizando por Europa y Canadá.

Las W8 son un grupo de ocho mujeres extraordinarias de distintas partes del mundo que se han unido para exigir a los líderes mundiales que cumplan con sus compromisos de ayuda al desarrollo. Esta iniciativa, puesta en marcha por Oxfam Internacional, ha unido a mujeres de India, Georgia, Bangladesh, Malí, Tailandia, Filipinas, Malawi y Nicaragua, reconocidas líderes de movimientos sociales en sus propios países.

Durante esta gira, en la que piden un mayor compromiso con la salud y educación como forma de acabar con la pobreza en los países en desarrollo, se han reunido con primeros ministros (Bélgica), miembros de parlamentos (Canadá, UE), personalidades (Máxima, Duquesa de Orange) y organizaciones sociales.

El objetivo de la gira W8

El objetivo de esta gira es explicar en primera persona el impacto que la crisis económica está teniendo en los países en desarrollo, especialmente en las mujeres y las niñas, así como pedir un sólido compromiso con el alivio de la pobreza y los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Además, quiere aclarar el papel imprescindible de la sociedad civil en los países receptores de ayuda como vigilantes para asegurar que los gobiernos invierten los fondos necesarios en servicios sociales básicos como la educación, la sanidad y el acceso a agua potable.

El grupo pedirá al Gobierno español que redoble los esfuerzos durante su presidencia de la Unión Europea, para conseguir una postura común de los 27 ante la cumbre de las Naciones Unidas el próximo mes de septiembre en Nueva York, en la que se revisarán los logros y retrocesos de los Objetivos del Milenio, a cinco años de su cumplimiento, afirma Intermon.

También abogarán por la puesta en marcha de una tasa que grave las transacciones que las entidades financieras hacen entre ellas, como forma de recaudar millones de euros anuales para luchar contra la pobreza donde sea necesario.

Y…¡rodando! Las mujeres de La Palmilla derriban estereotipos

Publicado en La Mujer en la Alianza

Droga, conflictos, delincuencia… Si sólo conoces La Palmilla de haberlo visto en el programa Callejeros, corres el riesgo de ignorar la realidad. Cuatro vecinas te muestran en un documental la cara más solidaria de este barrio malagueño.
CANAL SOLIDARIO
"No, no tires por ahí! Ayer vi en la tele que mataron a un tío de un tiro". Y se ve una mujer mayor fregando el suelo. "Menuda panda de salvajes". Y aparece una anciana ayudando a un hombre a levantarse. "Don’t go there. Remember the name: La Pal–mi–lla.
Con este contraste de imágenes y palabras comienza el tráiler de “Los Paraos. Mujeres en lucha”, un documental con el que la asociación de vecinos Los Paraos de La Palmilla, una barriada a diez minutos del centro de Málaga, pretende mostrar la realidad de su barrio.
Hablar de la Palmilla, construido en los 60 para reubicar a chabolistas y afectados por planes urbanísticos, significa hablar de robos, peleas, vidas destruídas por la droga, suciedad y degradación. Al menos, esta es la imagen que muestran los medios de comunicación. El caso más reciente, el del famoso programa de Cuatro, que hace unos meses emitió un reportaje sobre el barrio. Ante esta situación, los vecinos del barrio decidieron unirse para contar sus historias de compañerismo y solidaridad y decir basta a los estereotipos.
Según Adelina, presidenta de la Asociación ‘Los paraos’: "La Palmilla también tiene cosas buenas. Callejeros solo habló de lo malo del barrio, y aquí hay gente honrada que lucha para mejorarlo”.
La cámara acompaña a Adelina, Luisa, Maria y Nieves en su lucha diaria. Cuatro mujeres que trabajan y sacan adelante a sus familias. A través de sus vidas, sus reflexiones y sus relaciones personales, el documental muestra la otra cara de La Palmilla.

¿Periodismo de mujeres o con visión de género?

Publicado en La Mujer en la Alianza

El 10 y 11 de diciembre, Acsur-Las Segovias celebra en Barcelona unas jornadas de reflexión con periodistas, asociaciones y ciudadanía para avanzar en la mejora de la cobertura informativa donde la mujer inmigrada es protagonista.

CANAL SOLIDARIO

El encuentro pretende convertirse en un espacio de reflexión entre periodistas, entidades y particulares preocupados y preocupadas por el rol de la mujer inmigrada en la cobertura de los medios de comunicación.

Durante las jornadas se hablará, entre otros, del tratamiento y la representación de las mujeres en los medios de comunicación, se analizarán los casos de las mujeres marroquíes y bolivianas, y se reflexionará sobre cómo avanzar hacia un periodismo global con visión de género.

También habrá un espacio para compartir experiencias de periodismo ciudadano con visión de género de América Latina y del Estado español.

Los actos contarán con la presencia de destacadas periodistas como Rita Marzoa, Montserrat Minobis y Verónica Chelotti, y de personalidades del mundo del feminismo como Marta Selva, Eva Espasa Zhoulikha Lakhdari.

Agnes Pareyio: "A las mujeres en África no se les permite tomar decisiones sobre su sexualidad"

Publicado en La Mujer en la Alianza

Agnes es una activista masai que lucha contra la mutilación genital femenina y los matrimonios tempranos a los que se ven sometidas las niñas de su comunidad. Visita Madrid con motivo del Día Mundial por la erradicación de esta práctica.

Aida Sánchez/ Redacción (06/02/2009)

La Mutilación Genital Femenina (MGF) es una práctica que han sufrido en el mundo entre 100 y 140 millones de mujeres, la mayoría de ellas en el continente africano. Cada año, a pesar de las prohibiciones de la mayoría de los gobiernos, este número aumenta y, aunque la prevalencia de este ritual ha disminuido en muchos países, la edad en la que se practica es cada vez menor.

El 6 de febrero se celebra el día por la abolición de esta práctica y Agnes Pareyio visita Madrid, invitada por Mundo Cooperante, para relatarnos su trabajo contra la MGF y los matrimonios tempranos a los que se ven sometidas las niñas y jóvenes de su comunidad masai, al suroeste de Kenia.

Su trabajo ya le valió para que, en el año 2005, las Naciones Unidas la proclamaran mujer del año y hoy sigue luchando, a través de su proyecto de intervención, Tasaru Ntomonok (Rescate de la mujer).

¿Cuál es el mensaje que ha venido a lanzar en Madrid?

El mensaje que me gustaría transmitir durante mi estancia en Madrid es que las mujeres en África han recorrido un largo camino en la lucha por sus derechos. En este sentido, me gustaría mencionar que la cultura africana todavía sitúa a la mujer en último lugar, y la hacen sentir como algo inferior en la sociedad.

A las mujeres en África no se les permite tomar decisiones sobre su propia sexualidad; sobre derechos de propiedad, o sobre decisiones directamente relacionadas con las oportunidades económicas. Tengo la esperanza de que todos los que nos apoyan y las personas de buena fe se den cuenta de la necesidad de unir esfuerzos para dar el suficiente poder a las mujeres africanas en la lucha por sus derechos.


¿Cuál fue el detonante que le hizo dedicarse a luchar por los derechos de la mujer?

Comencé mi lucha por los derechos de las mujeres después de que yo personalmente sufriera una situación muy dolorosa que me intimidó como persona, me redujo a nada, y posteriormente me hizo estar sometida al sufrimiento de prácticas culturales retrógradas en contra de mis deseos. Deseaba que llegara el día en que pudiera levantarme y gritar NO a esas prácticas culturales que podían someter a jóvenes y niñas al mismo dolor por el que yo había pasado.

¿Qué podemos y debemos hacer para poner fin a la práctica concreta de la mutilación genital femenina?

Entre las comunidades que la practican, la Mutilación Genital Femenina permanece como una actividad cultural tan profundamente arraigada que la gente piensa que mantiene la dignidad de esa comunidad.

Teniendo esto en cuenta, las estrategias puestas en marcha tienen que ir encaminadas a luchar contra este error. Si lo vemos desde una perspectiva cultural, para luchar contra la Mutilación Genital Femenina es necesaria una estrategia común que evite confrontaciones.

Ello incluye, entre otros aspectos, dar a conocer a la comunidad los peligros y efectos de la Mutilación Genital Femenina; trabajar codo con codo con los líderes de todos los sectores dentro de cada comunidad, después de formarles acerca de los efectos y peligros de esta práctica; contratar a personas de confianza que se encarguen de avisar cuando las niñas estén en peligro de sufrir la Mutilación Genital Femenina; apoyar a las niñas que huyen de la MGF y los matrimonies tempranos con una educación que podrá fortalecerlas a través del conocimiento, herramientas y actitudes, y las ayudará a luchar por sus derechos.


¿En qué grado son la tradición, la educación o la religión las culpables de que se siga dando está práctica?

La tradición mantiene la Mutilación Genital Femenina como una práctica cultural habitual, pero cuando la educación se combina con la religión puede ser utilizada como un instrumento poderoso que puede ayudar en la lucha contra esta práctica.

¿Cuáles son las consecuencias de la mutilación genital para las mujeres?

Son innumerables. Entre las consecuencias inmediatas destacan el trauma, dolor, sangrado excesivo que puede llevar a la muerte, heridas infectadas, retención de orina, daños en la uretra y el ano que pueden derivar en fístula obstétrica e infecciones.

Entre las consecuencias a largo plazo están las infecciones constantes en el tracto urinario, formación de una cicatriz permanente, formación de Keloide, obstrucción del flujo menstrual, dolor menstrual, relaciones sexuales dolorosas, infertilidad y los partos prolongados que pueden derivar en la muerte tanto de la madre como del bebé.

También hay complicaciones psicológicas como la depresión y la ansiedad, y complicaciones sexuales como frigidez y dolor durante el acto sexual. Además, cuando el clítoris y otras partes de los genitales no existen, la capacidad de la mujer para la estimulación sexual y el placer se ven gravemente afectados.

¿Y de los matrimonios tempranos?

Algunas de las consecuencias son las muertes y los abortos espontáneos debido a la inmadurez del cuerpo de las niñas para quedarse embarazadas; al ser forzadas, se producen muchas violaciones; y a las niñas se les niega la oportunidad de ir al colegio por lo que se convierte en una herramienta de opresión a la mujer.


¿Qué países son los más comprometidos en esta batalla?

Globalmente, la mayoría de los países que ratificaron la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (UNCRC), y la han incluido en su legislación, deberían hacer algo para luchar contra la Mutilación Genital Femenina.

Kenya es un país que ha aceptado la Convención adoptando el acta número 8 de 2001, que entró en vigor en enero de 2002.

¿Es usted optimista con este tema?, ¿ve el final de la Mutilación Genital Femenina?

Confío en que un día tendremos un mundo libre de la Mutilación Genital Femenina, pero esto solo se podrá hacer realidad después de poner en práctica métodos, esfuerzos, estrategias, actitudes y políticas que se consoliden en contra de la MGF.

¿Nos puede explicar brevemente el trabajo de Tasaru Ntonomok? ¿Y los retos de futuro del centro?

Tasaru es una organización comunitaria que aporta conocimiento entre los miembros de la comunidad masai sobre los efectos y peligros de la MGF. También tiene un hogar que se convierte en un refugio temporal para las niñas que huyen de sus padres debido a la MGF y los matrimonios tempranos forzosos.

Así mismo, desde nuestra organización proponemos ritos alternativos para las niñas que dicen no a la Mutilación Genital Femenina: se trata de un programa donde las niñas pasan por un entrenamiento sobre sus derechos en la reproducción, y otros aspectos de la sexualidad que son positivos para prepararlas para la edad adulta.

La comunidad está poniendo en marcha métodos silenciosos y clandestinos para la práctica de la mutilación genital femenina. Los líderes políticos están conservando la cultura como una herramienta para su supervivencia política. Que cambien su actitud se convierte también en un desafío para nosotros.

Te puede interesar...