Rim Banna: «Mis canciones dicen la verdad de Palestina»

Publicado en Opinión

ImageEl Periodico de Catalunya 8/8/2009

La voz de la esperanza palestina actúa esta noche en el anfiteatro romano de Empúries, dentro del Festival Portalblau.

Entrevista - IMMA FERNÁNDEZ . BARCELONA
–Presenta usted canciones de sus últimos discos, Seasons of violet y Mirrors of my soul. ¿De qué hablan?
–Quiero llevar al público los sonidos de Palestina y transportarlos allí a través de mis canciones. Que conozcan sus bellezas. Los palestinos malviven por la ocupación, pero yo quiero transmitir la otra imagen: la de la esperanza y la felicidad.

–¿Dónde las encuentra?
–Incluso dentro de la tristeza y el dolor por la injusta y terrible situación, mantenemos la esperanza e intentamos vivir. Intentamos crear, educar a los hijos y movernos culturalmente. Hay muchos artistas palestinos por el mundo y eso es muy importante: hay que mantener la resistencia y proclamar nuestro derecho a la libertad. Nuestra esperanza es que la ocupación finalice. Yo quiero dedicar el concierto a Mahmud Darwish, nuestro poeta nacional, un símbolo que fue perseguido, vivió el exilio y pese a todo hablaba de la vida y del amor. Ha sido una gran inspiración para mí. Llevó al mundo el lado humano de nuestro pueblo, no el político o el que sale en las noticias. 

–¿A usted le ha resultado más difícil por ser mujer? 
–En mi país todo es difícil para cualquiera, pero las mujeres son las que sufren más porque deben mantener a sus familias, hijos, y protegerlos de los ataques. Incluso las más ancianas deben trabajar para sobrevivir. Pero es la ocupación la que hace la vida difícil no el hecho de ser mujer. Yo empecé de niña a cantar en festivales, me fui a estudiar canto a Moscú y volví. Fue la primera cantante de nanas en Palestina y después inicié una carrera con mi marido y ya he grabado 11 discos. Mi música tiene muchas influencias; es una mezcla de sentimientos. Para muchos palestinos soy su voz en el mundo. 

–¿Su voz lleva un mensaje político?
–Yo no hago sermones, pero mi misión es transmitir la verdad de Palestina. Se sabe que existe un conflicto pero no se conoce toda la historia. Yo explico en mis canciones la realidad y no lo que aparece en los medios. 

–¿Cuál es esa verdad?
–El mundo intenta igualar las dos partes del conflicto: el palestino y el israelí, pero no son iguales. Nuestro espíritu es fuerte, pero ellos tienen el poder, los medios, las armas, el apoyo... Ellos se pueden promocionar muy bien, nosotros no.

–Usted lo intenta con la música.
–Sí, es una de las principales armas para proteger a mi gente de las mentiras que dicen los medios. E intento promover la cara cultural del país.


–Sigue viviendo allí pese a todo. 
–Quiero que la gente sepa que mi voz es sincera porque vivo esa realidad. Sufro los controles, las bombas... Y por eso puedo cantar sobre ello. Decidí que era mi principal misión y mi familia lo entendió. Debo salvar a mi pueblo. Palestina es más importante que nuestras vidas. 

–Entiende pues a los kamikazes...
–Muchos mueren porque no tienen vida. Nadie quiere acabar su vida así, pero cuando los niños mueren de hambre, no hay dinero para leche... No puedo acusarlos porque la mayoría viven en una pobreza extrema. Hay operaciones militares y deben protegerse. Es una guerra. Pero yo intento que sus vidas sean mejores. 

–Por ejemplo, regalando discos infantiles a los niños. 
–Sí, hace tres meses grabé un disco de canciones infantiles dedicado a los niños mártires de Gaza y se lo he regalado a los que viven en campos de refugiados en mi país, Siria, Líbano... Son canciones inspiradas en la naturaleza, navideñas... Los niños son las grandes víctimas, sufren los ataques y problemas psicológicos. 

–¿Y usted ha sufrido amenazas por sus canciones?
–Alguna. He tenido críticas de antisemita y radical y han intentado boicotear algún recital. En Noruega dijeron que atacarían a los palestinos y tuvimos que recurrir a la policía.

–¿Con Obama ve más esperanza? 
–¿Quién es Obama? Es broma, pero no creo que la política americana cambie porque los lobbys israelís son muy poderosos. Quizá puedan perder un poco su poder y alguien desde la presidencia sea más valiente para explicar la situación palestina con mayor honestidad.

Te puede interesar...